BENEFICIOS EN LA ATENCIÓN MÉDICA

EL CARETAKER AYUDA A MODERNIZAR LA ATENCIÓN MÉDICA

Para el Paciente

Monitorización continua del paciente- El estándar actual de monitorización para la mayoría de los pacientes hospitalizados implica mediciones manuales de la frecuencia cardíaca, presión arterial, saturación de oxígeno en sangre y la temperatura (la frecuencia respiratoria a menudo se cuenta, pero no se mide) en promedio cada 4 horas.

El Caretaker es un monitor continuo para pacientes, diseñado para ayudar a mantener a los pacientes a salvo al monitorear continuamente sus signos vitales y proporcionando una conexión entre el paciente y el médico, lo que permite una atención más individualizada y oportuna. La monitorización continua a través del Caretaker contribuye a que las estancias en el hospital sean más seguras y tranquilas. El sistema es cómodo de usar y no restringe la libertad de movimiento del paciente en comparación a tener cables o derivaciones adicionales conectados. Proporciona una medición continua no invasiva de la presión arterial (cNIBP), elimina los controles frecuentes de la presión arterial con esfigmomanómetro, lo que aumenta la satisfacción del paciente y acelera la curación.

“Detectar el deterioro de manera temprana puede significar grandes mejoras en la seguridad y el pronóstico del paciente. Este puntaje ofrece una oportunidad para que el Servicio Nacional de Salud (NHS) estandarice la forma en que monitorea la condición de un paciente en diferentes entornos de atención médica”.

- Profesor Sir Bruce Keogh, Director Médico del NHS

Monitorización-continua-del-paciente
Monitorización-continua-del-paciente

Para el Médico

Los entornos de los pacientes varían dentro de un hospital, desde cuidados intensivos hasta salas con menos restricciones. La atención al paciente varía según su condición. Sin embargo, a menudo se asignan varios pacientes a un/una mismo/a enfermero/a, Monitorización continua del paciente los signos vitales del paciente es muy importante para determinar la mejor atención y vía clínica posibles. Un médico solo puede atender a un paciente a la vez. Sin embargo, si fuera posible controlar de forma continua todos los signos vitales del paciente, esto proporcionará una imagen completa del estado del mismo para el personal sanitario.

El Caretaker proporciona un control continuo de la presión arterial y otros signos vitales, estableciendo un nuevo estándar en tecnología portátil. Los médicos pueden monitorear de manera segura a sus pacientes en una tableta, teléfono móvil o una plataforma de monitoreo integrada sin la necesidad de cables engorrosos o una configuración de red / conexión confusa. Nuestra solución de monitorización continua de pacientes proporciona un registro de datos en tiempo real que permite al personal sanitario proporcionar una intervención temprana y una respuesta rápida a las condiciones de salud cambiantes de los pacientes.

Dr-Kramer

“Caretaker tiene un enorme potencial comercial para su uso en el quirófano y en muchos otros escenarios. Quedamos impresionados con su tolerancia al movimiento en las pruebas”.

- George C Kramer, director PhD, profesor del laboratorio de investigación en reanimación del departamento de anestesiología, rama médica de la Universidad de Texas.

Para el Hospital

Durante la última década, tanto la prensa como el gobierno han aumentado el escrutinio sobre las imperfecciones en el sistema de salud. En respuesta, los hospitales y los médicos han implementado nuevos sistemas y estándares actualizados para reducir los eventos adversos y / o errores médicos.

Identificar el deterioro temprano del paciente es fundamental para captar estos eventos y responder rápidamente. Las mediciones de signos vitales rutinarias son realizadas cada 4 horas y los pacientes permanecen sin monitorear en el medio. El monitoreo continuo de los signos vitales no es actualmente el estándar clínico y los monitores de pacientes continuos tradicionales, que generalmente se encuentran en áreas críticas (por ejemplo, la UCI), carecen de movilidad y son invasivos, lo que limita su efectividad para el manejo de múltiples pacientes. Los médicos y los sistemas sanitarios, como defensores de los pacientes, son tomados como responsables del seguimiento continuo, la implementación, el cumplimiento y la actualización de los estándares aplicables. El desprecio o el desconocimiento de estos estándares ya no es excusable.  

“Los dispositivos inalámbricos de monitoreo continuo son muy prometedores y serán una parte importante del panorama médico en el futuro muy cercano. La monitorización de los signos vitales desde prácticamente cualquier lugar desempeñará un papel importante en la atención del paciente porque la monitorización ininterrumpida puede brindar información sobre el estado de un paciente en tiempo real”.

- Profesor Sir Bruce Keogh, director médico del NHS

Monitorización continua del paciente
Scroll to top